[ open folder ] Thomas Hungenberg's Homepage
      [ open folder ] Music
            [ open folder ] Héroes del Silencio
                  [ open folder ] Lyrics / Letras
                        [ document ] El Mar No Cesa
                        [ document ] Senderos de Traición
                        [ document ] El Espíritu del Vino
                        [ document ] Avalancha
                        [ document ] Rarezas
[ Los Héroes ]


Avalancha


[ English ] English translation


Pistas:

  1. Derivas
  2. ¡Rueda, Fortuna!
  3. Deshacher el Mundo
  4. Iberia Sumergida
  5. Avalancha
  6. En Brazos de la Fiebre
  7. Parasiempre
  8. La Chispa Adecuada (Bendecida 3)
  9. Días de Borrasca (Víspera de Resplandores)
  10. Morir Todavía
  11. Opio
  12. La Espuma de Venus


1. Derivas

instrumental


2. ¡Rueda, Fortuna!

dime. ¿acaso no todo tiempo
futuro será mucho mejor?
¿quién manipula las esperanzas
en beneficio propio?
y prohibo la prestidigitación
con la ilusión forastera
a las fuerzas que nos rodean.
no les ofrezco resistencia,
¿cuántos millones de años formaron
estos latidos en los que estamos?
¿cuál es el punto en qué coinciden
lo increible y lo exacto?
la experiencia es la evidencia
y las cuestiones mi fortaleza.
lo cotidiano ya no es real,
o eso al menos quisiera.

¡rueda, fortuna!
¡rueda, fortuna!
¡rueda, rueda, fortuna!

contra las furias inoportunas
que nos vuelven monstruos.

¿qué nos puso frente a frente
del tictac y de la suerte?
cierra el cerco de lo imposible,
lo imprevisible y providencial.
el porvenir dura demasiado
y el tiempo será una moda.
ya nada es como antes,
o eso al menos quisiera.


3. Deshacher el Mundo

empezar porque sí
y acabar no sé cuando
el azul me da cielo
y el iris los cambios.
los astros no están más lejos
que los hombres que trato.
repito otras voces
que siento como mías
y se encierran en mi cuerpo
con rumor de mar gruesa.

te he dicho que no mires atrás
porque el cielo no es tuyo
y hay que empezar despacio
a deshacer el mundo.

el aliento de la tierra
y su calma serena
y la sombra de la tarde
que es una mano que tiembla.
la musica me abre secretos
que ahora estan dentro de mí.
al final después de todo
no somos tan distintos.
un oasis en desierto
donde queda la paciencia.

te he dicho que no mires atrás
porque el cielo no es tuyo
y hay que empezar despacio
a deshacer el mundo.

ponme fuera del alcance
del bostezo universal.
nos veremos en el exilio
o en una celda.
ponme fuera del reposo.
en mi historia personal.
soy un ave rapaz:
¡mirad mis alas!

te he dicho que no mires atrás
porque el cielo no es tuyo
y hay que empezar despacio
a deshacer el mundo.


4. Iberia Sumergida

amanecí con los puños bien cerrados
y la rabia insolente de mi juventud.
la ingenuidad nos absuelve de equivocarnos
que cada uno aporte lo que sepa.
te hicieron pan y ahi te consumimos
y la venganza es un trasto tan inútil.

este es mi sitio
y esta es mi espina.
iberia sumergida
en sus rumores clandestinos.

formulas preguntas con semilla de respuesta
y conozco cual es tu camino de memoria.
descreo de la razón de la mayoría
y sus abrazos propietarios, sin salida.
ahora que padeces de insomnio
quisieras morir de siesta.

este es mi sitio
y esta es mi espina.
iberia sumergida
en sus rumores clandestinos.


5. Avalancha

la locura nunca tuvo maestro
para los que vamos a bogar sin rumbo perpetuo.
en cualquier otra dirección con
tal de no domar los caballos de la exaltación.
la rutina hace sombra a las pupilas,
que se cierran a los disfrutes que nos quedan.

Avalancha

necesitimos el valioso tiempo que abandonas
sin saber que cojones hacer con él.
nosotros somos la comida
y alguien está efectivamente hambriento-
no hay retorno a la conciencia
tras el desvario del amor tempestuoso.

Avalancha

aún nos quedan cosas por hacer,
si no das un paso te estancas.
aún nos quedan cosas por decir
y no hablas.

la locura nunca tuvo maestro
para los que vamos a bogar sin rumbo perpetuo.
la muerte será un adorno
que pondré al regalo de mi vida.
la luna ejerce extraños influjos
que se contradicen y no hay quien descifre.

Avalancha


6. En Brazos de la Fiebre

con los brazos de la fiebre
que aún abarcan mi frente
lo he pensado mejor.
y desataré las serpientes de la vanidad.
el paraíso es escuchar,
el miedo es un ladrón
al que no guardo rencor
y el dolor es un ensayo de la muerte.

en la piel de una gota
mis alas volvieron rotas.
y entre otras cosas
ya no escriven con tinta de luz.

el paraíso deviene en infierno
y luego se quema.
y sin que nadie se mueva,
¿quien lo arregla?

gestado en mis escombros
de pastoso paladar
el disparate del caos
me derroto con palabras de alabanza.

en la piel de una gota
mis alas volvieron rotas
y entre otras cosas
ya no escriven con tinta de luz.

el paraíso deviene en infierno y
luego se quema.
y sin que nadie se mueva,
¿quien lo arregla?


7. Parasiempre

no me tienes que impresionar
ni que seguir la corriente.
voy a apearme aquí
en la orilla del presente
donde el hombre se asfixia
escrive un testamento en chile negro.
el suplicio es estar contigo
eres la alquimia de mi veneno.

la derrota no es una opción
y no hay excusas:
parasiempre me parece mucho tiempo.

parasiempre,
no hay nada parasiempre ...

la influencia de la ira
y los impulsos de la lengua
no tengo toda la vida
aun hay cajas con sorpresa.

la derrota no es una opción
y no hay excusas:
parasiempre me parece mucho tiempo.

vendre con la boca amarga
y el corazón derrotado ...

parasiempre,
no hay nada parasiempre ...


8. La Chispa Adecuada (Bendecida 3)

las palabras fueron avispas
y las calles como dunas
cuando aún te espero llegar.
en un ataúd guardo tu tacto y una corona
con tu pelo enmarañado
queriendo encontrar un arco-iris infinito.
mis manos que aún son de hueso
y tu vientre sabe a pan
la catedral es tu cuerpo.
eres verano y mil tormentas
yo el león que sonríe a las paredes
que he vuelto a pintar del mismo color.

no sé distinguir entre besos y raíces.
no sé distinguir lo complicado de lo simple.
y ahora estás en mi lista de promesas a olvidar
todo arde si le aplicas la chispa adecuada.

el fuego que es a veces propio
la ceniza siempre ajena
blanca esperma resbalando por la espina dorsal.
ya somos más viejos y sinceros
y qué más da si miramos la "laguna"
como llaman a la eternidad de la ausencia.

no sé distinguir entre besos y raíces.
no sé distinguir lo complicado de lo simple.
y ahora estás en mi lista de promesas a olvidar
todo arde si le aplicas la chispa adecuada.


9. Días de Borrasca (Víspera de Resplandores)

al inocente lo linchan
al sonde la calumnia.
en la odisea del rencor
el gran inquisidor
y el hombre guarecido,
el hombre guarecido.
en el leal, leal cobijo
de la soledad
la corona se prende
después de la victoria.
esa no será la hiostoria
de mi generación.
el placer es un abismo,
el orgasmo un alivio
contra las farsas,
farsas de control
de la gente mayor.

como si aque instante
fuera a ser el primero
del resto de sus vidas.
días de borrasca
víspera de resplandores.

cuando el futuro es improbable
cuando pensar no es suficiente
y cuando aquello que en teoría
no puede
haya sucedido ...

como si aque instante
fuera a ser el primero
del resto de sus vidas
días de borrasca
víspera de resplandores.


10. Morir Todavía

lo más pequeño es un misterio
y lo sagrado tan sencillo.
el llanto de los nopales
junto al húsar de la muerte.
cuando el coyote llamó a tu puerta
aulló notas malvenidas
las sombras arrevatadas
para al sueño de los justos.

no se puede encerrar
el sol bajo una campana.
no se puede aplazar
la hora señalada.

puede ser uno de esos diás
tu última batalla
o que las larvas nos hagamos adultas
y no entremos por la cerradura.
el corazón pasando un túnel
oscuro como un naufragio
morir todavia y no después
buscando sin remedio.

no se puede encerrar
el sol bajo una campana.
no se puede aplazar
la hora señalada.

el laberinto del sueño
donde se pierden
los demonios de la memoria.


11. Opio

es el opio la flor de la pereza
hasta que llego a ser sólo existencia.
el humo de leche muge lento
extendiendo el sabor del universo.
el que nada hace nada teme
y de terrenal sabrás lo celeste
un oscuro derecho a la delicia
será un sueño o será mentira.

las cosas más triviales se vuelven fundamentales
eliminando los moldes del azar.
como se agita el viento sin alimento
escucha mi canto abierto de par en par.

es el opio la flor de la pereza
hasta que llego a ser sólo existencia.
el humo de leche muge lento
extendiendo el sabor del universo.
replegado en la madriguera
como un animal acosado
bajo el efecto de la adormidera
y el peso de mis pestañas.

las cosas más triviales se vuelven fundamentales
eliminando los moldes del azar.
como se agita el viento sin alimento
escucha mi canto abierto de par en par.

esquirlas de aire
arcano indrescifrable.
en el jardín de mis delicias
pertenezco a la brisa.
inhalo la niebla
que flota en el ganges
es aceite de incienso
nos servirá de consuelo.


12. La Espuma de Venus

en frío, a flor de labio
boca de cosecha, senos de clavel,
curvas mieles, rincones de voces
y cuchillos de saliva.
nadé desnudo tu oleaje
ahora que el barco se unde
y solo tú puedes salvarme.
y dudas de mis dudas
de mis ritos, de mis ruinas.
entre siempre y jamas
nadé desnudo tu oleaje.
la espuma de venus, la fruta más escasa
que quiso ordeñar
el zahorí buscando agua.

la ficción es y será
mi única realidad.

artista del pecado
aprendí de memoria
la geografía de tu centro
de azúcar y de acero.
espuma de venus
nadé desnudo tu oleaje
perfume inmaterial
cobijo y principio
el aullido vertical
como respuesta a tus prodijios.

la ficción es y será
mi única realidad.

con el disfraz sin estrenar
di el salto a lo fugaz
la ficción es y será
la única realidad.

Please note: You may only use this file for private study, scholarship or research!



[ HTML 4.0 validated ] [ Best viewed with ANY browser! ]